Implantes Cocleares: Actuación


Versión en inglés

Navigating a Forest- 4 Trees
Artículo completo  

Factores que influencian los resultados del rendimiento

Continuum de resultados

Hay varios niveles de competencia del lenguaje hablado que un niño podría lograr con un implante coclear. Mientras que los niños con implante coclear pueden detectar sonidos individuales del habla, eso no garantiza automáticamente que va a desarrollar las habilidades necesarias para comprender el lenguaje hablado para el aprendizaje. El proceso de "darle sentido" al sonido que está disponible a través de un implante coclear y luego desarrollar la habilidad de usar esta información auditiva para aprender y comunicarse es individual para cada niño. Aprender a escuchar y a hablar es secuencial, una destreza sirve de fundamento para la otra. Algunos niños pasan por la secuencia más fácilmente que otros. Además, algunos niños llegan más alto que otros en la jerarquía de desarrollo de habilidades.  

Estas jerarquías son ejemplo de los niveles de competencia que un niño puede lograr con su implante coclear. El progreso para moverse a través de estas jerarquías requiere de adiestramiento por terapistas, miembros de la familia, y maestros que comprenden cómo facilitar estas habilidades. (Ver el módulo Entrenando el oído a prestar atención.)  

Desarrollo de habilidades receptivas de prestar atención

Para información sobre instrumentos que describen cuáles deben ser las expectativas relacionadas a los resultados del lenguaje hablado en las diferentes etapas posteriores a la implantación y cómo determinar si el niño está progresando según lo esperado:

Factores que impactan el rendimiento

Los resultados del rendimiento al prestar atención, hablar y en el lenguaje hablado se relacionan a muchos factores complejos e interactivos. Cada uno de estos factores asociados descritos a continuación deben tenerse en consideración al desarrollar expectativas realistas para el crecimiento del lenguaje hablado y para tomar decisiones sobre el lenguaje, la comunicación y la planificación académica.

Factores relacionados al niño

Edad de la implantación

Las investigaciones y la observación sugieren que los resultados en el rendimiento del lenguaje hablado son mejores en aquellos que son implantados a muy temprana edad cuando el lenguaje típicamente se está desarrollando. Este es el momento cuando el cerebro es capaz de alcanzar el nivel óptimo del lenguaje más fácilmente. Para los niños que reciben un implante a una edad temprana (antes de los 18 meses), el lenguaje hablado emerge más naturalmente. Para los niños que son implantados más tarde (quienes no tuvieron acceso al sonido durante los primeros años de sus vidas), las investigaciones y las observaciones sugieren que aunque hay un mayor beneficio con el uso de un implante coclear comparado con unos audífonos tradicionales, las demoras auditivas que existen al momento de la implantación presentan desafíos continuos de educacionales y de rehabilitación que muchas veces no se pueden superar. Eso no significa que un implante coclear pudiera no ser una opción apropiada para un niño que se implante tardíamente, solo significa que las expectativas relacionadas a los resultados del lenguaje hablado tienen que hacerse con cautela y ser realistas.

Para más información sobre la edad de implantación:

Dettman, S., Pinder, D., Briggs, R., Dowell, R., & Leigh, J. (2007). Communication development in children who receive the cochlear implant younger than 12 months: Risks versus benefit. Ear and Hearing, 28(2), 11S-18S.

Geers, A. E., Nicholas, J. G., & Sedey, A. L. (2003). Language skills of children with early cochlear implantation. Ear and Hearing, 24(1), 46S-58S.

Geers, A. E., Strube, M. J., Tobey, E. A., Pisoni, D. B.,& Moog, J. S. (2010). Epilogue: Factors contributing to long-term outcomes of cochlear implantation in early childhood. Ear and Hearing, 32(1), 84S-92S.

Holt, R., & Svirsky, M. (2008). An exploratory look at pediatric cochlear implantation: Is earliest always best? Ear and Hearing, 29, 492-511.

McConkey Robbins, A., Burton Koch, D., Osberger, M. J., Zimmerman-Phillips, S., & Kishon-Rabin, L. (2004). Effect of age at cochlear implantation on auditory skill development in infants and toddlers. Archives of Otolaryngology-Head & Neck Surgery, 130(5), 570-574.

Nicholas, J. G., & Geers, A. E. (2006, June). Effects of early auditory experience on the spoken language of deaf children at 3 years of age. Ear and Hearing, 27(3), 286-298.

Nicholas, J. G., & Geers, A. E. (2007). Will they catch up? The role of age at cochlear implantation in the spoken language development of children with severe to profound hearing loss. Journal of Speech, Language, and Hearing Research, 50(4), 1048-1062. doi:10.1044/1092-4388(2007/073)

Sharma, A., Dorman, M., & Kral, A. (2005). The influence of a sensitive period on central auditory development in children with unilateral and bilateral cochlear implants. Hearing Research, 203, 134-143.

Spencer, L. J., Barker, B. A., & Tomblin, J. B. (2003). Exploring the language and literacy outcomes of pediatric cochlear implant users. Ear and Hearing, 24, 236-247.

Svirsky, M. A., Teoh, S. W., & Neuburger, H. (2004). Development of language and speech perception in congenitally, profoundly deaf children as a function of age at cochlear implantation. Audiology Neurotology, 9(4), 224-233.

Waltzman, S., & Roland, T. (2005, October). Cochlear implantation in children younger than 12 months. Pediatrics, 116(4), e487-e493. Accedido el 9 de marzo de 2011

Duración pre implante de la sordera

Cuanto más corto sea el tiempo desde que se ha identificado  al niño como sordo hasta el momento de la implantación coclear, más fácil tiende a ser para el niño desarrollar el lenguaje hablado. Las investigaciones sugieren que mientras menos tiempo el canal auditivo permanezca latente y sin uso, mayor es la probabilidad de que estas vías demuestren plasticidad para aceptar la nueva información que se está recibiendo y que se tiene disponible a través del implante coclear. Por lo tanto, es necesario entender la importancia de estimular las vías neurales auditivas a través del uso de audífonos tan pronto y tan consistentemente como sea posible en preparación para la implantación.

Para más información:

Sharma, A., Dorman, J., & Spahr, A. (2002). A sensitive period for the development of the central auditory system in children with cochlear implants: Implications for age of implantation. Ear and Hearing, 23, 532-539.

Sharma, A., Dorman, M., & Kral, A. (2005). The influence of a sensitive period on central auditory development in children with unilateral and bilateral cochlear implants. Hearing Research, 203, 134-143.

Sharma, A., Tobey, E., Dorman, M., Martin, K., Gilley, P., & Kunkel, F. (2004). Central auditory maturation and babbling development in infants with cochlear implants. Archives of Otolaryngology-Head & Neck Surgery, 130(5), 511-516.

Competencia del lenguaje

Cuando los padres y los niños se comunican efectivamente entre sí desde el momento en que el niño es identificado con una pérdida auditiva, se establece una base sólida para la adquisición del lenguaje (tanto el lenguaje hablado como el lenguaje de signos) y se previenen o minimizan los rezagos del lenguaje. Esto también es cierto en los niños que reciben implantes cocleares. Aparentemente, a los niños que tienen una base lingüística sólida (hablada o en lenguaje de signos) antes de recibir un implante coclear se les hace más fácil desarrollar el lenguaje hablado usando su implante. Se ha demostrado que los niños que han sido expuesto tempranamente al lenguaje de signos (ya sea como apoyo al inglés hablado o a través del Lenguaje de Signos Americano [ASL, por sus siglas en inglés]) pueden tener una buena transición al lenguaje hablado después de la implantación una vez que la tecnología y el apoyo del lenguaje estén listos para ser usados. Esta exposición temprana al lenguaje de signos previene demoras en establecer los fundamentos del lenguaje y pueden entonces usarse para proveer un estímulo al desarrollo del lenguaje hablado.

Para más información:

Magnuson, M. (2000). Infants with congenital deafness: On the importance of early sign language acquisition. American Annals of the Deaf, 145(1), 6.

Tait, M., Lutman, M. E., & Robinson, K. (2000). Pre-implant measures of preverbal communicative behavior as predictors of cochlear implant outcomes in children. Ear and Hearing, 21(1), 18-24.

Yoshinaga‐Itano, C. (2003). From screening to early identification and intervention: Discovering predictors to successful outcomes for children with significant hearing loss. Journal of Deaf Studies and Deaf Education, 8, 11-30.

Yoshinaga‐Itano, C. (2006). Early identification, communication modality, and the development of speech and spoken language skills: Patterns and considerations. In P. Spencer and M. Marschark (Eds.), Advances in the spoken language development of deaf and hard-of-hearing children (pp. 298-327). New York: Oxford University Press.

Experiencias previas de prestar atención 

Los niños que experimentan pérdidas auditivas adventicias (pérdidas adquiridas después de la adquisición del lenguaje), así como niños que han tenido experiencias auditivas significativas con el uso de audífonos antes de la implantación, por lo regular logran niveles más altos en los resultados del lenguaje hablado con el uso del implante. Esto está relacionado a las huellas o memoria previas de esta información. Los niños que son implantados pasada la temprana edad del aprendizaje del lenguaje y que han tenido experiencias auditivas limitadas antes de la implantación, por lo regular requieren más tiempo y métodos estructurados para facilitar el desarrollo del lenguaje hablado y muy a menudo no logran niveles similares en las destrezas de lenguaje hablado receptivo o expresivo.

Para más información:

Nicholas, J. G., & Geers, A. E. (2006, June). Effects of early auditory experience on the spoken language of deaf children at 3 years of age. Ear and Hearing, 27(3), 286-298.

Causas de pérdida auditiva

Algunas de las condiciones asociadas que surgen de diferentes causas de pérdida auditiva podrían influenciar el grado de beneficio que el niño materializa del implante coclear. Por ejemplo, se ha observado que algunos niños con pérdida auditiva causada por citomegalovirus demuestran problemas en el procesamiento auditivo. Aunque un implante coclear provee acceso al sonido, no elimina los problemas de procesamiento auditivo relacionados a la interpretación de sonidos en el cerebro. Además, las causas de pérdida auditiva que afecten la anatomía de la cóclea, podrían presentar un obstáculo para la inserción de todos los electrodos disponibles a través del implante coclear lo que podría limitar los resultados. Para los niños con pérdida auditiva causada por neuropatía auditiva o asincronismo auditivo, los beneficios de un implante coclear aparentan ser variados dependiendo de dónde ocurre la disfunción en el sistema auditivo. Es importante que se complete una serie de evaluaciones diagnósticas antes de proceder con el implante coclear de manera que las familias estén claras sobre cuán apropiado es el implante coclear, así como la variedad de resultados para niños con diferentes condiciones secundarias.  

Gardner-Berry, K., Gibson, W., & Snail, H. (2005, November). Pre-operative testing of patients with neuropathy or dys-synchrony. Emerging trends in cochlear implants. The Hearing Journal, 11, 24-25, 28, 30-31.

Pyman, B., Blamey, P., Lacy, P., Clark, G., & Dowell, R. (2000). The development of speech perception in children using cochlear implants: Effects of etiologic factors and delayed milestones. American Journal of Otology, 21, 57-61.

Desafíos adicionales

Un número cada vez mayor de niños con retos adicionales está recibiendo implantes cocleares y demostrando una gama de resultados. El tipo de reto adicional que presentan los niños influencia en los resultados que podrían obtener con los implantes. Por ejemplo, los niños con retos físicos podrían demostrar un desarrollo auditivo similar al de sus compañeros sin retos físicos con implantes cocleares. Sin embargo, si el niño muestra otros desafíos complejos de tipo cognitivo, de procesamiento lingüístico o de comunicación social, estos afectarían los resultados relacionados al ritmo en el desarrollo y al nivel de competencia logrado en el lenguaje hablado. Es importante que las familias y los profesionales no esperen que el obtener un implante coclear se van a resolver las demás situaciones de desafío.

Aunque algunos niños obtienen sus implantes cuando ya se  conocen sus retos adicionales, otros niños reciben sus implantes a una corta edad, antes de que se noten otros retos adicionales (por ejemplo, trastornos del espectro autista, problemas del aprendizaje). Como no es posible predecir cuándo van a surgir desafíos adicionales que afecten directamente los resultados de la ejecución, es crítico que se monitoree muy de cerca a cada niño por temas de posibles complicaciones y para hacer las revisiones y acomodos necesarios a los métodos y estrategias usadas según sea necesario.

Para más información:

Garber, A., & Nevins, M. E. (2007, July). Cochlear implants and special populations. HOPE Note. Accedido el 9 de marzo de 2011

Edwards, L. (2007). Children with cochlear implants and complex needs: A review of outcome research and psychological practice. Journal of Deaf Studies and Deaf Education, 12(3), 258-268.

Goldberg, D., & Perigo, C. (2006). Auditory learning and cochlear implantation for the young child with multiple disabilities. Audiology Online archived session, HOPE Online Library. Accedido el 9 de marzo de 2011

Estilos de aprendizaje

Algunos niños aprenden de manera auditiva, otros de forma visual. Quienes aprenden de manera visual podrían beneficiarse del contexto visual para el aprendizaje a través del uso de refuerzo visual, por ejemplo, con libros, videos, o diagramas. Los que aprenden de forma auditiva, podrían beneficiarse de estrategias que proveen refuerzo auditivo, como la repetición de mensajes, prestando atención a cintas de audio, y repetir información en voz alta. El estilo de aprendizaje de un niño podría afectar el resultado del implante así como la selección de estrategias usadas para lograr resultados óptimos. Algunos niños podrían demostrar más "inclinación auditiva" que otros; algunos van a aprender información auditiva fácilmente sin mucha orientación, mientras que otros van a tener serias dificultades para adquirir competencias similares.

Para más información:

Chute, P., & Nevins, M. E. (2006). School professionals working with children with cochlear implants. San Diego, CA: Plural Publishing.

Personalidad

Cada niño tiene una personalidad única que puede influenciar cómo ellos funcionan con su implante coclear. La asertividad, actitud positiva, capacidad de recuperación, y habilidad para tolerar la frustración que tenga en niño son parte integral de los resultados que se puedan materializar. Si un niño es tímido y no está dispuesto a participar en actividades de apoyo auditivo y desarrollo del habla, esto puede afectar el crecimiento del lenguaje hablado y la comunicación. Si un niño demuestra conductas de resistencia y no está dispuesto a usar el implante consistentemente, esto también afectará los resultados óptimos.  Los resultados exitosos están relacionados a cuán motivado está el niño a usar el implante y a participar en actividades que apoyen el desarrollo auditivo, del habla y del lenguaje hablado.

Para más información:

Leigh, I. W., & Christiansen, J. B. (2009, April). Psychosocial aspects of cochlear implantation. Ponencia presentada en la conferencia Cochlear Implants and Sign Language: Building Foundations for Effective Educational Practices, Gallaudet University, Washington, DC.

Preisler, G., Tvingstedt, A., & Ahlström, M. (2002). A psychosocial follow-up study of deaf preschool children using cochlear implants. Child: Care, Health and Development, 28(5), 403-418. doi:10.1046/j.1365-2214.2002.00291.x

Priesler, G., Tvingstedt, A.L., & Ahlstrom, M. (2005). Interviews with deaf children about their experiences using cochlear implants. American Annals of the Deaf, 150(3), 260-267.

Factores relacionados al ambiente

Apoyo familiar

Los niños que demuestran los mejores resultados con el implante coclear (independientemente de los otros factores que se han discutido) tienen una gran participación y apoyo por parte de su familia. Como es de esperarse, las familias que están involucradas integralmente en proveer un ambiente rico en experiencias auditivas y de aprendizaje del lenguaje y que ayudan al niño a recibir todo el apoyo necesario para maximizar los beneficios de su implante tendrán un impacto positivo en los resultados.

Para más información:

Moeller, M. P. (2000). Intervention and language development in children who are deaf and hard of hearing. Pediatrics, 106, E43.

Spencer, P. (2004). Individual differences in language performance after cochlear implantation at one to three years of age: Child, family, and linguistic factors. Journal of Deaf Studies and Deaf Education, 9, 395-412.

El uso de más de un lenguaje

Hay niños con implantes cocleares en hogares multilingües o multiculturales. Algunas familias hablan inglés y algún otro lenguaje de manera fluente;  algunas están aprendiendo inglés como un nuevo lenguaje, y otras usan un lenguaje visual como el ASL. Los factores multilingües / multiculturales tendrán un impacto en los resultados del lenguaje hablado de niños con implante coclear. Para los niños en esta situación, es necesario que se identifiquen y se pongan en práctica estrategias y técnicas en el aprendizaje del lenguaje bilingüe basándose en aquellas que sean más efectivas para cada niño en relación a cómo se usa el lenguaje en el hogar.

Los factores que parecen predecir los mejores resultados para el desarrollo bilingüe del lenguaje hablado en un niño con implante coclear son: 1) dos lenguajes hablados usados en el hogar, 2) implantación temprana (antes de los 2 años de edad), 3) fuertes destrezas de percepción del habla, 4) ausencia de otras discapacidades, 5) habilidad intacta  del aprendizaje del lenguaje para el lenguaje utilizado en el hogar, 6) participación de los padres, 7) motivación para el aprendizaje bilingüe, y 8) oportunidades para usar ambos lenguajes en contextos significativos con usuarios nativos (McConkey Robbins, 2007). Para niños que provienen de hogares donde el lenguaje que se usa es el ASL, una base sólida del lenguaje en ASL unido a la implementación continua de estrategias para trabajar con el desarrollo y el uso del inglés hablado afectarán positivamente los resultados del lenguaje hablado.

Para más información:

American Speech-Language-Hearing Association. (2004). Knowledge and skills needed by speech-language pathologists and audiologist to provide culturally and linguistically appropriate services. ASHA Supplement, 24, 152-158.

Grosjean, F. (2008). The bilingualism and biculturalism of the Deaf. Studying bilinguals. Oxford: Oxford University Press.

McConkey Robbins, A. (2007). Clinical management of bilingual families and children with cochlear implants. Loud & Clear! p>Nevins, M. E., & Garber, A. (2010, December). Children from homes with spoken languages other than English. HOPE Bulletin. 

Teaching Children with CIs to Speak More than One Language

Thordardottir, E. (2006, August). Language intervention from a bilingual mindset. The ASHA Leader, 11(10), 6-7, 20-21.

Uso del lenguaje hablado en el ambiente del niño

Los niños con implantes cocleares podrían estar en diversos ambientes educacionales usando una variedad de formas de comunicación. Independientemente del tipo de programa y la metodología, el éxito que se puede lograr con un implante va a ser impactado positivamente por la consistencia y la calidad del uso del lenguaje hablado que se utiliza en el programa del niño. La decisión sobre cuáles estrategias son más efectivas al manejar el uso del lenguaje hablado para cada niño debe ser individualizada y estar basada en el funcionamiento comunicativo del niño. (Vea el módulo Planificación del lenguaje y la comunicación)

Factores relacionados a la tecnología del implante coclear Cuán actualizada está la tecnología

Los resultados de la ejecución podrían variar dependiendo de asuntos específicamente relacionados a la generación de la tecnología que se usa en el niño. Los niños que son implantados con una tecnología más actualizada posiblemente podrían demostrar un potencial mayor si se compara con los niños implantados con tecnologías previas que tenían capacidades de procesamiento de habla menos sofisticadas.

Monitoreo del procesador del habla

Es crítico mantener un programa individualizado apropiado en el procesador del habla del niño, a veces conocido como el 'mapa', para unos resultados óptimos en el lenguaje hablado. A medida que el cerebro se va ajustando al sonido, lo que al principio pudo haber sido 'cómodo' o 'suficientemente alto', sin el seguimiento y la actualización continuos del procesador del habla puede convertirse en 'insuficiente' y 'muy poco'. Esta aclimatación al sonido puede ser obvia o puede pasar desapercibida, igual que una luz similar a una luz en un panel que va lentamente reduciendo hasta que se hace imperceptible y luego viene la oscuridad. De igual manera un niño podría tener en forma inadvertida electrodos que han sido fijados con demasiada estimulación, causando incomodidad. Si esto ocurre, y no se remedia, el niño puede percibir la experiencia de escuchar como algo negativo y puede resistirse a usar el implante coclear. Si el niño está funcionando con un programa inadecuado, esto podría impactar en forma negativa el progreso con el implante. Es por lo tanto imperativo que una situación de continuidad apropiada del el programa del procesamiento del habla del niño se sigua en forma cercana para asegurarse los beneficios más óptimos. Esto requiere un monitoreo cercano diario del implante en el hogar y en la escuela y apoyo del centro hospitalario de implantes. (Vea el módulo Entrenando el oído a prestar atención - Cómo revisar el procesador del habla)

Implantes cocleares bilaterales

Un número creciente de niños están recibiendo implantes cocleares bilaterales. Los beneficios a largo plazo del lenguaje hablado serán individuales para cada niño. Aunque las investigaciones sobre el beneficio a largo plazo de los implantes bilaterales en cuanto a los resultados del lenguaje hablado todavía están en sus etapas iniciales, se ha encontrado que el uso de los implantes bilaterales afecta positivamente los resultados de la ejecución en relación con el aumento en la facilidad de prestar atención y la localización del sonido. Cuando se está considerando la implantación bilateral, todavía hay muchas cosas en las que pensar relacionadas a si el segundo implante se debería completar simultáneamente con el primer implante o de forma secuencial más tarde. También hay consideraciones para implantar el segundo oído en relación a la duración de la sordera en ese oído. (Vea el módulo sobre Consideraciones en el proceso del implante).

Para más información:

Boys Town National Research Hospital: Bilateral Cochlear Implants

Litovsky, R. (2010, February). Bilateral cochlear implants: Are two ears better than one? The ASHA Leader.

Litovsky, R. Y., Johnstone, P. M., Godar, S., Agrawal, S., Parkinson, A., Peters, R., et al. (2006). Bilateral cochlear implants in children: Localization acuity measured with minimum audible angle. Ear Hear, 27(1), 43-59.

Consistencia en el uso

El implante coclear tiene que usarse consistentemente para que el niño demuestre progreso constante con el implante. Si pasan periodos de tiempo sin la estimulación del implante, los niños podrían no demostrar el progreso esperado con su implante.

Resumen

Aunque no se puede predecir cómo un niño va a reaccionar con implante coclear, los niños que demostraron la mayor facilidad en desarrollar lenguaje hablado y en obtener niveles más altos en los resultados del lenguaje hablado parecen estar más relacionados con:

  • Identificación temprana de la pérdida auditiva seguida de amplificación temprana, estimulación del lenguaje (lenguaje hablado o en lenguaje de signos), e implantación temprana;
  • Buenas experiencias de prestar atención y habilidades \ de percepción del habla previas (para los estudiantes implantados más tarde);
  • Habilidades cognitivas por lo menos promedio y buenas habilidades de atención; y
  • Proveer continuidad al lenguaje hablado tanto en el hogar como en la escuela.

This site was supported by federal funding. Publication of this material shall not imply approval or acceptance by the U.S. Department of Education of the findings, conclusions, or recommendations herein. Gallaudet University is an equal opportunity employer and does not discriminate on the basis of race, color, sex, national origin, religion, age, hearing status, disability, covered veteran status, marital status, personal appearance, sexual orientation, family responsibilities, matriculation, political affiliation, source of income, place of business or residence, pregnancy, childbirth, or any other unlawful basis.