Implantes Cocleares: Candidatura


Versión en inglés

Navigating a Forest- 4 Trees
Artículo completo

Como calificar para un implante coclear

Antes de que un niño sea considerado para la implantación coclear, debe cumplir con los criterios de selección para ser implantado con el dispositivo electrónico. Hay requisitos básicos mínimos que tienen que cumplirse relacionados al tipo de pérdida auditiva y a los niveles de audición. Además, hay múltiples factores asociados que hay que considerar al determinar si la decisión de buscar el procedimiento quirúrgico y el compromiso a largo plazo necesarios para beneficiarse del aparato son los apropiados.


Como calificar para un implante pediátrico

Como la determinación de calificación para un implante es compleja, se recomienda que el proceso de calificación incluya un enfoque de equipo que incluya a la familia y a profesionales tanto del campo médico como del educacional que estén comprometidos con el niño. Las determinaciones sobre calificación deben ser multidimensionales y se deben incluir todas las áreas del desarrollo del niño. Esto asegurará que cada niño es un candidato apropiado para un implante coclear, que la familia tiene expectativas realistas sobre los resultados del implante, y que el apoyo necesario está listo y disponible para realmente beneficiarse de la tecnología.  

Aunque cada centro de implantes en cada hospital pudiera tener requisitos de calificación únicos, los asuntos generales sobre como califican los niños serian los siguientes:  

  • En el 2002, la FDA redujo los requisitos de edad recomendada a 12 meses. Aunque ésta es la edad recomendada por la FDA, no es legalmente vinculante y algunos centros en ensayos clínicos están completando el proceso más temprano basándose en las expectativas de mejores resultados para la implantación temprana. Por ejemplo, si la causa de la pérdida auditiva es meningitis, es importante que el implante se haga lo antes posible, ya que esta condición causa osificación (acumulación de hueso) en la cóclea, haciendo la inserción quirúrgica de la matriz de electrodos más difícil según pasa el tiempo. (Nota: Pudiera haber dificultad de lograr que el seguro cubra el procedimiento si se completa antes de la edad recomendada por la FDA de 12 meses.)
  • Para niños entre las edades de 12 a 24 meses, la FDA recomienda que el niño tenga una pérdida auditiva neurosensorial bilateral profunda. Para niños entre 17 meses y 17 años y 11 meses, la recomendación se extiende a pérdida auditiva en los rangos de severa a profunda. Cada fabricante de implantes tiene sus propias indicaciones según su marca en relación a la calificación de sus aparatos. Un niño que según informes y cuestionarios observacionales de los padres, falle en progresar en el desarrollo del habla, el escuchar y el lenguaje hablado con el uso de audífonos tradicionales pudiera ser considerado como candidato.
  • Los requisitos sobre cuánto tiempo se va a dedicar al periodo de prueba con audífonos previo a la implantación varían en los centros de implante. Algunos centros prescinden del requisito de una prueba extendida con audífonos a favor de una implantación temprana cuando es obvio que el niño tendrá una mejor ejecución con un implante coclear que con un audífono.
  • La habilidad de la familia a comprometerse con el seguimiento necesario, que incluye citas para la programación del aparato (mapeo) y el seguimiento para la habilitación del habla, el lenguaje y el escuchar, pudiera impactar la calificación de un niño para el procedimiento.
  • No debe haber ninguna contraindicación médica para la inserción de los electrodos o la ubicación del receptor.
  • El ambiente educacional y el del hogar deberán apoyar el facilitar el mantenimiento y el cuidado del aparato y el desarrollo y uso del lenguaje hablado.  

Algunas características de un niño que podría no ser candidato para un implante coclear incluyen:

  • Ausencia del nervio octavo (nervio auditivo) para llevar el sonido de la cóclea al cerebro según se ha determinado por una tomografía (CAT Scan) o una resonancia magnética (MRI) durante el proceso de calificación.
  • Contraindicaciones médicas en las que el niño no pueda tolerar una cirugía
  • Pérdida auditiva unilateral
  • Pérdida auditiva conductiva
  • Acceso considerable al sonido con el uso de tecnología moderna disponible en audífonos digitales u otros aparatos auditivos (sin la necesidad de intervención quirúrgica, estos aparatos podrían ser una opción igual de efectiva para algunos niños)    

Otras consideraciones para la calificación  

  • Aunque un creciente número de niños con desafíos fuera de la sordera reciben implantes cocleares, algunos centros hospitalarios de implantes podrían no considerar implantar niños que tengan severas demoras, ya sean, emocionales, de conducta o cognitivas que pudieran interferir o limitar el beneficiarse del implante.
  • Hay niños mayores y adolescentes que han sido sordos de nacimiento y por diferentes razones no han usado audífonos consistentemente para estimular las vías auditivas (del cerebro). Algunos centros hospitalarios podrían no considerar como candidatos a estos individuos basados en la evidencia que el cerebro se ha reorganizado y podría no poder darle significado a las señales recibidas1.
  • Mientras que los implantes cocleares regularmente se usan en individuos con pérdida auditiva neurosensorial, el uso de un implante coclear es considerado como una posible intervención para algunos niños con desorden del espectro de neuropatía auditiva (ANSD, por sus siglas en inglés), que anteriormente se conocía en las publicaciones como neuropatía auditiva (AN, por sus siglas en inglés) y asincronismo auditivo (AD, por sus siglas en inglés). ANSD es un tipo de pérdida auditiva relativamente compleja que se cree es causada por anomalías en la sinopsis de la células ciliadas internas y el nervio auditivo y/o en el nervio auditivo mismo. ANSD puede causar problemas en dos áreas: 1) niveles de audición - puede resultar en una pérdida auditiva de cualquier grado (leve, moderada, severa o profunda), y 2) discriminación del habla - puede resultar en que el habla se escuche muy distorsionada. En algunas ocasiones, una persona con ANSD puede tener una pérdida relativamente leve según los audiogramas, pero los sonidos del habla los escucha tan distorsionados que tiene problemas severos para entender una conversación cotidiana2. Mientras más se conoce sobre el ANSD, los exámenes electrofisiológicos, además de las pruebas con imágenes, pudieran posiblemente proveer información acerca de la condición subyacente que está causando el ANSD lo que podría proporcionar una mejor guía sobre si el niño es un buen candidato para un implante3.
  • Existen implantes diseñados para individuos con audición acústica utilizable en las frecuencias bajas. Estos aparatos se conocen como dispositivos electroacústicos (EAS, por su siglas en inglés) o híbridos. La calificación para estos aparatos continúa cambiando. Para más información:

Para información general sobre los requisitos para calificar para un implante coclear: (en inglés)

Boys Town National Research Hospital, Candidacy

Boys Town National Research Hospital, Cochlear Implants: Frequently Asked Questions for Primary Care Physicians

Niparko, J., Lingua, C., & Carpenter, R. (2009). Assessment of candidacy for cochlear implantation. In J. K. Niparko (Ed.), Cochlear implants: Principles & practice (2nd edition, pp. 313-345). Baltimore: Lippincott Williams & Wilkins.

Para más información sobre como calificar para un implante coclear: (en inglés)

Gifford, R. (2011, June). Who is a candidate for a cochlear Implant? The Hearing Journal, 64(6), 16,18-22.  

Notas al pie de página:

1 Sharma, A., Nash, A. A., & Dorman, M. (2009). Cortical development, plasticity and re-organization in children with cochlear implants. Journal of Communication Disorders, 42(4), 272-9.

2 Auditory Neuropathy Spectrum Disorder

3 Gardner-Berry, K., Gibson, W., & Sanli, H. (2005, November). Pre-operative testing of patients with neuropathy or dys-synchrony. Emerging trends in cochlear implants. The Hearing Journal, 11, 24-25, 28, 30-31.

This site was supported by federal funding. Publication of this material shall not imply approval or acceptance by the U.S. Department of Education of the findings, conclusions, or recommendations herein. Gallaudet University is an equal opportunity employer and does not discriminate on the basis of race, color, sex, national origin, religion, age, hearing status, disability, covered veteran status, marital status, personal appearance, sexual orientation, family responsibilities, matriculation, political affiliation, source of income, place of business or residence, pregnancy, childbirth, or any other unlawful basis.